Páginas vistas en total

CUIDADO

1.- HABITÁCULO.

Los gusanos de seda son animales fáciles de cuidar, siempre y cuando les prestes un poco de atención.


He oido y leido que con una caja de zapatos y morera de vez en cuando , es suficiente; bien, puede que sí, pero cuando quieres tener un ser vivo en casa, has de hacer todo lo posible para que ese animal viva de la mejor manera posible y con una cierta calidad de vida. Con esto, no quiero decir que sea difícil su mantenimiento, pero si que hay que ofrecerles un tiempo para su cuidado.

Aconsejaría que la caja de zapatos, en su base, se pusiera una hoja de folio para que la higiene fuera la correcta, de esta forma el folio absorbería las excreciones y así sólo tendríamos que cambiar el folio cada 2 ó 3 días (dependiendo de su suciedad).

Es fundamental, que los gusanos NO estén hacinados, es decir, que en una misma caja hayan 300, por decir algo. Te recomiendo, que por cada caja de zapatos de un tamaño normal, hubiera no más de 25.

Yo no utilizo una misma caja para todo el ciclo de vida del gusano, sino que los voy cambiando según su desarrollo, de la siguiente forma:

- Primero los introduzco en una caja de plástico, con agujeros en la tapa claro, sino se morirían :-( , cuando son pequeños y están en las primeras etapas del ciclo, de esta manera se garantiza un grado más de humedad que a la hoja de morera y al pequeño gusano de seda les va muy bien.

                                         

- Cuando son más grandes (3ª ó 4ª muda) los cambio a una caja de zapatos, hasta que hacen el capullo de seda.


                   
- Más tarde utilizo otra caja de zapatos para colocar los capullos limpios (sin la seda que les rodea) y cuando nace la mariposa...



- Las mariposas las paso a otra caja.



       NOTA:  Puede ser un poco laborioso, pero con tener un poco de tiempo es suficiente, porque no es un trabajo que requiera mucho esfuerzo :-), y además, las cajas de zapatos son fáciles de conseguir. Como podéis observar, en las tapas de las cajas he hecho un agujero que luego he tapado con una malla; de esta manera puedo verlos sin necesidad de destapar la caja.


2.- ALIMENTACIÓN:

La hoja de morera, es el alimento básico y único de los gusanos de seda. La hoja, dentro de lo posible, debe darse a los gusanos recién cortada o lo más fresca posible, también es verdad, que si no dispones de un árbol de morera cercano a tu domicilio, puedes llenar una bolsa y luego con periódico (si quieres ver como lo hago yo pincha aquí) conservar las hojas en la nevera, con este método te aguantarán 5 ó 6 días.

Hay que tener en cuenta, que para los gusanos recien nacidos es conveniente que la hoja de morera sea lo más tierna posible, porque sus mandíbulas son todavía débiles, más adelante se van fortaleciendo.

Por experiencia no hace falta lavarlas, salvo que estuvieran muy sucias (contaminación atmosférica, lluvia con barro,...).

En la medida de lo posible hay que evitar arrancar las hojas de "cuajo", es decir, llevarse las hojas con rama incluida. La mejor manera de recogerlas es cortarlas por el tallo con un pellizco con las uñas, de esta manera evitamos el deterioro y posterior ausencia de hojas en el árbol de morera.




De la misma manera, evitaremos dejar sin hojas una rama entera, y trataremos de no coger las hojas del extremo, para de esta forma dejar que el árbol se recupere.